jueves, 6 de mayo de 2010

Ceremonia de boda con ritual de las velas.

Esta ceremonia os vale tanto a aquéllos que vais a tener una boda católica como a los que habéis optado por una boda civil. Es una práctica relativamente reciente, ya que se viene practicando desde hace una década aproximadamente, y viene a simbolizar la unión del novio y la novia en una sola persona, en el matrimonio.

¿En qué momento de la boda la incluimos? Hay dos momentos claves para hacerlo:
a) Justo después de que el oficiante os pregunte: "¿Consientes en (o Quieres) contraer matrimonio con... y efectivamente lo contraes en este acto?
b) O bien tras el intercambio de los anillos.

¿Qué necesitamos? Pues algo tan sencillo como 3 velas: una grande y otras dos más pequeñas.

¿Cuándo se encienden? Podéis optar por dos momentos:
a) Las velas pequeñas las podéis encender nada más llegar al lugar donde se oficie la boda civil. Primero el novio, y luego la novia, según vayáis llegando. Más tarde, en el momento que hayáis dispuesto para la Ceremonia de la Unión, encenderíais juntos, a partir de las vuestras individuales, la vela común.
b) O también se pueden encender justo en el momento en el que hayáis dispuesto la Ceremonia de la Vela, que consiste en que el novio y la novia toman cada uno su respectiva vela y, juntos, encienden la vela grande del centro.

Existen además otras variantes, como que sean el padrino el que enciende la vela de la novia y la madrina se encarga de la vela del novio. Una vez encendidas, se las pasan a los contrayentes y éstos unen sus llamas en la vela del centro.
El texto para lees en la ceremonia puede ser algo parecido a esto:


A continuación los novios van a celebrar un ritual que igual algunos
de vosotros no conocéis aún: la Ceremonia de la Vela, también conocida
como Ceremonia de la Luz o Ceremonia de la unidad.
(nombre de la novia) y (nombre del novio), tomad cada uno vuestra vela.

Esa vela que os ofrecen vuestros padrinos simboliza el pasado,
lo que habéis sido hasta el día de hoy: dos personas independientes y libres,
de gran fortaleza, llenos de ilusiones y planes de futuro. Y habéis decidido uniros
en matrimonio, juntar vuestras llamas en una sola que arderá
con más fuerza e ilusión aún, representando el compromiso del uno con el otro.

Cada año, cada mes, cada día, os recordará la promesa de amor que os hacéis hoy
ante todos estos testigos: vuestros seres queridos, vuestros familiares y amigos.
Cogeos de la mano y encended juntos la vela que os guiará y acompañará a lo largo
de toda vuestra vida de pareja. (Pausa mientras los novios encienden la vela).

Esta vela formará parte del matrimonio de (nombre de la novia) y (nombre del novio). Encendedla cuando lleguen los momentos difíciles, los desencuentros, y quizás
consiga alumbrar vuestro camino, ya que su llama os recordará la felicidad
que sentís hoy y la fortaleza de vuestro amor. Y cuando hayáis recuperado la sonrisa, apagad la llama juntos.

Prendedla también cuando lleguen buenas noticias, porque así rendiréis tributo
a vuestro matrimonio. Recordad a todos los que hoy estamos aquí,
porque compartiremos esa alegría con vosotros.

Os deseamos que sólo tengáis que encender esta vela por las muchas alegrías que os reserva
el destino, pero si tuvierais que hacerla brillar en momentos de tristeza, aprended a superar, apoyado el uno en el otro, los obstáculos que puedan aparecer en vuestro camino.

En este momento, una vez encendida la vela del día de vuestra boda, en vuestras manos
está dejar también prendidas las velas del pasado, que os recuerdan que seguís siendo personas únicas y singulares dentro de esta unión; o podéis extinguir sus llamas
y dejar que la luz de la gran vela os represente a los dos a partir de ahora.



¿Cómo concluimos el ritual? Hay dos opciones:
a) Una vez encendida la vela principal, los contrayentes pueden decidir apagar sus respectivas velas individuales, para representar que ahora son una misma persona.
b) O bien dejar las tres velas encendidas, con lo que dan a entender que, aunque son un matrimonio, y como tal, una misma persona, al mismo tiempo mantienen su independencia y personalidad dentro de esa unión.

Pienso que es original . Queda  más solemne con una música adecuada y si la boda es de tarde en exterior o en ambiente algo rústico en interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario